Fotografía: Lentes ojo de pez, técnicas de uso.

¿Por que dedicarle una entrada a los lentes ojo de pez? Por que son fantásticos, baratos y tienen un potencial increíble que la gran mayoría de los que lo usan, desconocen. El otro día, en una página de fotografía leo lo siguiente: “No importa, odio los ojo de pez, ese efecto circular que da a las imágenes es horrible”. Bien, me quedé pensando y viendo imágenes de usuarios de esta lente y me di cuenta que algunas reglas básicas sobre su uso no están del todo claras. Además, hay que decirlo, los lentes ojo de pez son uno de los lentes mas difíciles de usar de todos, por lo que requieren de un poco de práctica.

Hace algo así como un año que tengo uno de estos lentes, un Rokinon 8mm fish-eye, y admito que no es fácil sacarle buenas imágenes, la distorsión en el perímetro puede arruinar (si es que no se busca específicamente eso) cualquier imagen. He leído algunas reglas, y mediante la experiencia, se las voy a comentar y mostrar en situaciones donde se le puede sacar máximo provecho a este tipo de lentes. Tanto si ya tiene un lente ojo de pez, o si esta pensando en adquirir uno, quizá le interese lo que sigue.

callejero

Antes que nada, hablemos de ciertos conceptos importantes. Hay que tener en cuenta que la distancia focal del lente ojo de pez (que va desde los 4.5 a los 15mm aprox.) esta establecida para cámaras FF (full frame). Si usted no tiene una cámara de este tipo, entonces existe un factor de multiplicación que debe utilizar para determinar que distancia focal real tendrá con su lente. Este factor se denomina Factor de multiplicación de la distancia focal o factor de recorte, y  depende del tipo de cámara. No es el tema de esta entrada, así que voy a resumirlo en que los factores de recorte varían entre 1.3 y 1.6. En mi caso, tengo una Nikon D7000, cuyo factor de recorte es 1.5.  Entonces, si queremos utilizar lentes gran angulares, preferimos factores de recorte chicos (que minimicen la distancia focal del lente), o si la billetera nos permite, una cámara Full Frame (1/2 del valor de un auto en Argentina) cuyo factor de recorte es igual a 1. Pero, si queremos hacer fotografía de naturaleza, o deporte, preferimos factores grandes, ya que ¡aumentarán la distancia focal de nuestro teleobjetivo!. En fin, y volviendo a un caso particular, para un lente ojo de pez 8mm, y una Nikon D7000, la distancia focal real será de 8×1.5=12 mm, es decir, no tendremos 180º de visión, pero igualmente, créanme, van a tener que cuidarse de no fotografiar sus propios pies 😉

 17-de-abril-de-2014-DSC_1083


Profundidad de campo

Arranquemos. Los lentes ojo de pez, debido a su muy corta distancia focal, poseen una profundidad de campo casi infinita, es decir, prácticamente sin importar donde enfoquemos, todo saldrá nítido. Si bien poseen anillo en enfoque, este a simple vista no produce ningún efecto, aunque si se analizan las fotos en detalle, ya en la computadora, se pueden apreciar desenfoques mínimos. De esta forma, así como es difícil apreciar zonas desenfocadas en el visor de la cámara, es difícil determinar cuando esta bien enfocado un objetivo, por lo que hay que tener cuidado con esto.  Esta profundidad de campo tan amplia puede resultar en un beneficio como en un perjuicio en función a que tipo de fotos queramos obtener.  Si queremos focalizar en un objeto próximo a la lente, y desenfocar el fondo, bien, tendremos un problema. En la cámara, no podemos hacer más que lo que se hace para desenfocar el fondo de una foto, es decir, usar la apertura máxima que nos permita la lente y enfocar bien. En software, siempre se puede ir un poco mas lejos, y mediante herramientas de desenfoque, y algo de cuidado, se pueden lograr buenos resultados.

fisheye-desenfocado

Ahora bien, si lo que queremos es hacer fotografías de paisajes, arquitectura, o alguna en la que un sujeto aparezca en primer plano, y no perdamos detalle de profundidad, entonces estas lentes nos vienen al pelo. Con aperturas medianamente cerradas (f/8, f/11), ya tendremos una profundidad de campo directamente infinita, por lo que enfocado lo mas cerca posible, la foto saldrá nítida en todo el rango.

Tigres-Diente-de-Sable


Sin distorsión: ¡Póngalo al centro!

Así es, todo lo que está en la periferia del cuadro, se distorsiona, pero no lo que esta próximo a los ejes centrales (imagina un signo “+” en medio de la foto). Por ejemplo, para fotografías de paisajes, se busca situar el horizonte en el centro de la imagen. Si bien esto va en contra de la famosa regla de los tercios, se puede recortar luego, o bien, dejarla como está, que algunas veces no molesta mucho 🙂

02-de-marzo-de-2014-DSC_0423


Arquitectura

Si bien el concepto de fotografía arquitectónica implica cierto respeto por los ángulos y perspectivas, los lentes ojo de pez pueden ser interesantes y dar un toque “artístico” algunas veces, fundamentalmente para interiores. El efecto introducido por el lente produce la sensación de que la estructura nos rodea, que es mas grande de lo que en realidad es. Además, la baja distancia focal, hace que todo parezca mas lejano, aumentando aún mas la sensación de tamaño.

Catedra,-vista-entera

Otra cosa muy práctica es, por ejemplo, en catedrales, donde la belleza se encuentra distribuida por todas partes, desde en los pisos, las paredes, hasta por los techos (bóvedas), entonces, ¿que mejor que una foto que nos muestre todo esto junto?

02-de-mayo-de-2014-DSC_1130-2

Para exteriores también pueden ser útiles, siempre y cuando mantengamos el cuidado con las distorsiones de perspectiva.

atardece


 Eliminación de distorsión y recortes

Ya había dicho que  la composición de una imagen con un lente ojo de pez es una de las mas complicada de todas. Éstos lentes distorsionan deliberadamente la imagen, por lo que los horizontes nos saldrán curvados, los troncos de los árboles inclinados, las personas deformadas, etc. Como guía, hay que tener en cuenta que cualquier elemento que se encuentre fuera del los ejes centrales de la imagen, se verá distorsionado (curvado hacia el centro). Sin embargo, muchas veces, esta distorsión circular es bienvenida, ya que puede dar cierta sensación de profundidad, altura o espacio interesante.

day-and-night

Ahora bien, si no queremos que exista distorsión en la imagen, tenemos dos opciones. La primera, (y mas $) es conseguirnos un lente ultra gran angular no ojo de pez, como el Sigma 10-20mm o Tokina 12-24mm (entre los económicos). Estos lentes poseen un gran ángulo de visión, no tan grande como un 8mm, pero, sin distorsión apreciable.

La segunda opción es corregir la distorsión del ojo de pez. Esto se puede hacer directamente con algún corrector automático (que lea el perfil del lente), o manualmente mediante Ligthroom o Photoshop. Ahora bien, la gran distorsión introducida por este tipo de lentes no se podrá compensar en un 100%, o de hacerlo, perderemos gran parte de la imagen en el proceso. Sabiendo esto, y aquí es donde entra un poco la experiencia, lo que debemos hacer es aprovechar la nitidez característica de estas lentes, y componer la imagen lo mas al centro del cuadro que se pueda, sabiendo que luego, descartaremos un 20-30% de los márgenes mediante un recorte un poco drástico. El proceso entonces es el siguiente. Bajamos la imagen a la PC, corregimos la distorsión lo máximo que podamos en Ligthroom, y luego recortamos al centro, donde habíamos dejado la imagen compuesta. Si aún así hay alguna línea curva por ahí, siempre se pueden usar las herramientas de “transform” de  photoshop, con lo que terminamos de eliminar cualquier distorsión evidente, como en las siguientes imagenes.

Tranquera-(brasil)

Mate


 Fotos nocturnas: ¡La vía láctea!

Las fotos nocturnas, en donde se pueden apreciar muchas estrellas requieren ciertas técnicas (que trataré en una entrada futura), pero todas ellas tienen un denominador común: una gran ángulo de visión, que se vea todo lo que se pueda del cielo. El objetivo, en la mayoría de estas fotografías, es poder captar toda la vía láctea en una sola foto, por lo que se recurre generalmente a composiciones panorámicas, de algunas veces mas de 10 fotografías. Este tipo de fotos requieren de un tiempo de exposición largo, mínimo, 20 a 30 segundos, por lo que armar una panorámica con 10 fotos de estas características puede resultar tedioso. Sin embargo, si disponemos de un lente que cubra aproximadamente 180º de visión (como un ojo de pez de 8mm) podemos captar toda la vía láctea, en una sola fotografía, y después compensar, o no, la distorsión 🙂 En la siguiente fotografía, puse el Rokinon 8mm f/3.5 en el trípode apuntando directamente para arriba.

Vía Lactea, Esteros del Iberá, Corrientes, Argentina.

Con un poco de iluminación de linternas, o el uso de flash, se pueden lograr cosas interesantes…

campamento

via-lactea

Bueno, por ahora es todo, espero les sirva a aquellos que, como yo, buscábamos reglas prácticas y ejemplos de uso de estas lentes. Siempre se puede seguir aprendiendo, por lo que este es un tema abierto. Les dejo mi página de facebook, por si os gusta 😉

Hasta la próxima!

Anuncios

2 comentarios sobre “Fotografía: Lentes ojo de pez, técnicas de uso.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: